lunes, 20 de febrero de 2017

No me gustan los lunes

Los lunes, cuando llego a casa, se me hacen especialmente duros. Es verdad que los lunes nos cuestan a todos, nos levantamos pensando en que ojalá pudiéramos alargar el fin de semana, y se nos hace cuesta arriba.
Pero es que a mí, además, y sin saber por qué, los lunes se me hace muy duro estar sola en casa. Tanto que prefiero hasta estar en el trabajo con tal de no estar sola. El resto de los días, entre unas cosas y otras, se me pasan volando, pero los lunes no.
No me gustan los lunes.

martes, 14 de febrero de 2017

Si hay que ofender a alguien...

"Si hay que ofender a alguien, debe hacerse tan severamente como para no necesitar temer su venganza."
Maquiavelo.

lunes, 13 de febrero de 2017

Sigo aquí

No, no me he rendido ni olvidado de este blog.
He estado enferma y con muchísimo trabajo y no he tenido ganas ni de encender el ordenador.
Las cosas siguen igual. No me acostumbro a esta soledad extraña. Sí, disfruto de ella en algunos momentos, hago las cosas como siempre he querido hacerlas, no discuto con nadie, pero no, no lo disfruto tanto como pensé que lo haría porque me siento sola. Necesito hablar con alguien a menudo, necesito tener a alguien cerca, sobre todo cuando llega la hora de cenar.
¿A vosotros también os pasa?

domingo, 22 de enero de 2017

Fin de semana

He pasado el fin de semana con mis padres, en su casa, y he disfrutado de cada segundo. He sido feliz con cada palabra, con cada mimo, con cada beso, con cada caricia. Pero hoy ha tocado volver a mi casa, yo sola, y ha sido peor que las otras veces. Me siento más sola, más vacía. 
Tengo unas ganas inmensas de llamarles y escuchar su voz, de decirles que vengan a verme, a quedarse conmigo... pero eso es signo de debilidad, así que no lo hago y me pongo a llorar yo sola. Ojalá fueran de los padres que llaman millones de veces cada diez minutos para preguntar cualquier tontería.

viernes, 20 de enero de 2017

No lo consigo

Hoy no consigo concentrarme. No sé el motivo pero no hay manera de conseguirlo. Tengo en la cabeza mil ideas, mil pensamientos, que no me dejan hacer nada. Y aunque estoy distraída de mis deberes no consigo distraerme de mi pena.
¿Qué hacer cuando la concentración no me acompaña?

jueves, 19 de enero de 2017

No disputemos a nadie sus sufrimientos

"No disputemos a nadie sus sufrimientos; ocurre con los dolores lo mismo que con las patrias, cada uno tiene la suya."

François-René de Chateaubriand

miércoles, 18 de enero de 2017

Me aburro, me pongo triste

Estando sola en esta casa todo el día me aburro, me pongo triste, y este blog es mi refugio.

martes, 17 de enero de 2017

Independencia

¿Os habéis independizado?
Yo lo he hecho hace unas semanas y se me está haciendo muy duro. Me siento demasiado sola y esa, en gran parte, ha sido la razón para volver a este blog. Las horas que paso en mi casa se me hacen eternas... intento hacer cosas que me ocupen tiempo, que me distraigan... pero es imposible, echo de menos conversar con alguien y por eso se me está haciendo difícil.
Nunca he sido de tener mil amigos ni de ser demasiado social y ahora me arrepiento, pero es mi carácter y ahora mismo poco puedo hacer para cambiarlo. Así que eso de "llama a alguna amiga e invítala a pasar un rato contigo" es imposible. De vez en cuando llamo a mis padres o a mi pareja, pero se me hace poco y tampoco quiero mostrarme muy débil o volverme muy pesada. Así que me acaba entrando un poco de ansiedad hasta que rompo a llorar porque no tengo a nadie con quien compartir cosas cotidianas. Supongo que al principio es normal, pero no es fácil.
Y nadie me dijo que independizarme fuera a ser así de complicado. Al menos espero crecer personalmente y volverme más fuerte... o tendré que volver a casa con el rabo entre las piernas y como si fuera una niña mimada.
Agradecería algún consejo o algún "tranquila, yo también pasé por eso", que al menos me consuela.

lunes, 16 de enero de 2017

Empezando de nuevo

Es raro volver a retomar este blog.
Para empezar he leído todo lo que estaba escrito y después lo he borrado. No quiero arrastrar todo eso en la nueva etapa que empiezo. Quiero empezar de cero, contar mi vida ahora, no mi pasado.
Quizás en unos días abandone, no digo que no, a veces me pasa. Pero necesito llenar tiempo vacío y no se me ocurre mejor forma de hacerlo que intentar ser constante en esto.
Los lectores que ya estabais por aquí sois bienvenidos de nuevo. Si preferís iros lo entenderé. Son muchos años y además esto no será lo mismo. A los nuevos... ojalá los haya. Voy a escribir para sentirme mejor, pero también para que alguien lo lea, para abrir debate, para conversar, para socializar al fin y al cabo. Lo he intentado antes, pero quizás no era el momento adecuado. Ahora ya no tengo que hacerlo a escondidas y eso mejora las expectativas.
Iré publicando poco a poco las novedades en mi vida, mis miedos, mis dudas, mis alegrías, mis sentimientos... desde la libertad que me da cierto anonimato.
Gracias por cada segundo que me leáis.
Hasta pronto.